GALAPAGOS SCIENCE CENTER

Cómo el café unió la agricultura, la conservación y la recuperación económica en Galápagos

Tuve el guía más relajado y comunicativo cuando fui a Kicker Rock (León Dormido), una gran roca justo al lado de San Cristóbal, Galápagos, para mi primer snorkel en más de 10 años. Nicolas Balón me aseguraba que estaba bien nadar con tiburones martillo y traté de creerle. Entonces su nombre se me quedó grabado en la cabeza. Nicolas Balón. Nicolas Balón. Decidí preguntar: «¿Tu trabajas con el Galapagos Science Center?» Dijo que sí, un poco sorprendido por mi pregunta. Seguí con: «¿También eres el dueño de una finca sostenible de café que está trabajando en conservación?» Sus ojos se iluminaron y así fue como terminé en la finca de café de Nicolas Balón a la mañana siguiente.

Una postal de la finca de café de Nicolas Balón cuando comenzamos nuestra exploración alrededor de las 2 hectáreas recién plantadas que fue posible gracias a los fondos de REACCT.

El año pasado, el Centro de Estudios de Galápagos de la UNC, la Universidad San Francisco de Quito y el Galapagos Science Center crearon el programa REACCT que financió 7 propuestas locales.

El objetivo de REACCT era doble. Por un lado, promover los esfuerzos de conservación y sostenibilidad de las islas y, al mismo tiempo, apoyar a los habitantes de Galápagos durante un momento económico difícil. El proyecto de Nicolás, titulado «Reforestando mi isla». fue uno de los proyectos financiados. De la finca de casi 9 hectáreas de Nicolás, aproximadamente 2 hectáreas ahora se utilizan para lograr su visión de demostrar que es posible conjugar la conservación con la agricultura sostenible. Su cultivo preferido era el café, y estaba intrigado por saber más y ver los resultados de su arduo trabajo.

Galapagos turtles

Las plantas de café estaban floreciendo, lo que significa que los granos comenzarán a crecer en los próximos meses.

Mientras recorríamos la finca de Nicolás durante casi 3 horas, quedó muy claro que esta no era una finca cualquiera. No hubo hileras de cultivos. En cambio, este lugar parecía salvaje. No solo podía encontrar árboles de plátano, naranja y mandarina para elegir a lo largo de nuestra caminata, sino que la pasión de Nicolás por combinar la conservación y la agricultura era evidente en todas partes.

GSC_RESEARCHES

Nicolás recogiendo plátanos de uno de sus muchos árboles que se encuentran junto a gran parte de sus plantas de café.

Nunca pensé que un miembro gigante de la familia de las margaritas, la scalesia, sería clave para combinar la conservación y la agricultura, pero la scalesia se convirtió en un tema primordial durante mi gira. Nicolás explicó que la scalesia es un arbusto (aunque parece un árbol, ya que puede crecer hasta unos 20 metros de altura) y se encuentra en las Galápagos, junto a 15 especies endémicas en el archipiélago. Se sabe que la scalesia se adapta bien a un entorno cambiante, y algunos incluso la comparan con los pinzones de Darwin del mundo vegetal. Sin embargo, las poblaciones de scalesia están amenazadas por impactos tanto naturales como humanos. Si bien hay esfuerzos continuos a gran escala para proteger los bosques de scalesia, fue reconfortante escuchar a Nicolás hablar sobre cómo está replantando scalesia en su tierra para ser parte de la solución.

En San Cristóbal hay 4 especies diferentes de scalesia y Nicolás y su equipo han plantado con éxito 3 de esas especies en toda su finca. Hacer esto no fue poca cosa. Nicolás y uno de sus colegas, Jairo Alvarado, pasaron meses limpiando plantas invasoras como la mora, la guayaba y la pomarrosa con solo machetes y su fuerza.  Si bien la belleza abunda por doquier, también es un terreno accidentado e irregular, especialmente para explorarlo sin equipos sofisticados. Nicolás se rió cuando le pregunté cómo pudo lograr la limpieza de estas 2 hectáreas para reforestar. Su respuesta fue muy explícita. «Todo lo que necesito son mis perros, una buena taza de café y mi machete y estoy listo para comenzar mi día».

turtle-research

Nicolás y Jairo con todo lo que necesitan para un día exitoso: café, perros y sus machetes.

La scalesia crece rápido y puede alcanzar casi 3 metros de altura en su primer año. Por lo tanto, cada planta de de scalesia proporciona la sombra necesaria para que las plantas de café prosperen, pero también ayuda a devolver la tierra a su estado más nativo. Y no es solo la scalesia lo que Nicolás y otros han utilizado para reforestar su tierra. Se han incluido otras plantas endémicas como el arbusto miconia y lecocarpus, un género de plantas de la familia del girasol que es nativo de Galápagos. Además de proporcionar sombra para proteger las plantas de café del calor excesivo, la siembra de esta manera ayuda a simular el bosque natural como hubiera sido antes de que se introdujeran las plantas invasoras.

turtle-research

A la izquierda está la finca de Nicolás, que se puede ver tiene un carácter prístino y natural.

Los beneficios del proyecto REACCT de Nicolás son muchos. Además de cultivar granos de café que cuando se tuestan y muelen hacen una taza de café, también ayuda a la conservación al eliminar plantas invasoras y plantar especies endémicas, los fondos de REACCT también pudieron beneficiar a 4 familias que han ayudado a limpiar y trabajar esta tierra durante los tiempos difíciles de la pandemia.

turtle-research

Granos de café antes de pelarlos y tostarlos con cuidado.

“Estos fondos no solo me ayudaron durante los tiempos económicos extremadamente difíciles de la pandemia, sino también a otras familias que dependían del turismo para sus ingresos. Este proyecto nos dio esperanza y sigue brindándonos esperanzas para el futuro”, dijo Nicolás.

Nicolás es un apasionado de esta forma de cultivar y espera que su tierra pueda ser vista como un ejemplo a seguir por otros. “Al plantar de esta manera, ayuda a crear un ecosistema fuerte para hacer que el café sea más resistente a posibles plagas y enfermedades”, dijo Nicolás. «Espero poder inspirar a otros agricultores a crear un hábitat que no solo produzca cultivos resistentes, sino que también mejore los esfuerzos de conservación».

Actualmente, Nicolas realiza el tostado en lotes pequeños con su café, pero espera poder aumentar las capacidades de tostado en el futuro. Su café, llamado The Petrels, se vende localmente, pero espera aumentar la producción de manera sostenible y vender más allá del mercado local.

turtle-research
turtle-research

Nicolás tiene mucho cuidado al recoger y tostar sus granos a la perfección para luego crear The Petrels.

“Mi sueño es mostrar el equilibrio entre economía y conservación, y dar un ejemplo a los demás de que es posible hacer ambas cosas. Estoy trabajando para crear mi propio café para que los lugareños y turistas me visiten, y vean mi proceso de cultivo y tostado del café hasta el final del producto. Espero compartir mi pasión con los demás «.

Estoy seguro de que Nicolás ya ha inspirado a otros. Y no puedo esperar a ver el próximo capítulo de su historia.

Escrito por Kelly Weaver, Directora de Relaciones Exteriores y Comunicaciones del Centro de Estudios de Galápagos de la UNC

Traducido por Daniela González, Coordinadora de Comunicación del Galápagos Science Center.